Devoradas por sus perros Dogos de Burdeos en Colmenar de Oreja

Devoradas por sus perros Dogos de Burdeos mezclados con otra raza agresiva en Colmenar de Oreja

Redacción/Prensa Madrid Sur

El suceso tuvo lugar este miércoles sobre las 13.30 horas en la calle Ibor, en la urbanización Balcón del Tajo, que está ubicada fuera del casco urbano del municipio. Las dos mujeres han sido encontradas por sus respectivos maridos en el patio de la vivienda destrozadas por los perros a los que habían criado desde cachorros. Al hallarse éstos tal escena, encerraron rápidamente a los perros y llamaron a los servicios de Emergencias de la Comunidad de Madrid. Las dos mujeres yacían ya muertas y nada se pudo hacer por ellas.

Allí se encontraban con múltiples mordeduras de perro y los efectivos del SUMMA que han acudido hasta el lugar solo han podido confirmar el fallecimiento. Los maridos de las mujeres se han encargado de guardar a los caninos y llamar a los servicios de emergencias.

Por su parte, la Guardia Civil se encuentra investigando lo sucedido y en estos momentos se centra en atender a las familias, según ha informado a un portavoz del Instituto Armado. En un principio, los perros pertenecen a la madre. Hasta el lugar acudieron también la Policía Local.

Luisa y su hija Eva son la cuarta y quinta víctima mortal de este año a causa del ataque de un perro. En enero, un vecino de 70 años de Vall d’Uixó (Castellón) falleció tras ser atacado en su finca agrícola por un grupo de entre tres y cuatro perros. El uno de julio fue hallado el cadáver de un hombre en estado de descomposición parcialmente devorado por sus perros en una vivienda del municipio de Nules (Castellón).

Diez días después, un hombre de 87 años fue víctima en Siero (Asturias) de los perros de un vecino. Los seis canes le atacaron sin control cuando fue a hacer una visita y también falleció.

Desde el año 2010, hay contabilizados 18 casos con similares características. El año pasado, María Dolores Álvarez, vecina de Covelo (Pontevedra), perdía las dos piernas tras el brutal ataque también de dos dogos de Burdeos a la puerta de su casa. Aunque esta raza no figura en la lista de perros “potencialmente peligrosos” del real decreto de 2002, algunas comunidades autónomas o municipios sí lo incluyen en sus normas específicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *